miércoles, 15 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Una especie de delirio cronológico con la ingesta apresurada de frutillas. Siempre estamos apurados, ingeniosamente idiotizados producto de nuestra agenda de adiciones personales de bípedos muy poderosos, los cuales trabajan las 24 horas del día para entontecernos. Sin embargo Julio César fue perspicaz en descubrirlo tras el Primer Triunvirato.

No hay comentarios: