jueves, 9 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


La historia personal de los sándwiches lacustres impone la póstuma realización del ciclo vital, que inexorablemente la vida misma asume como principio de realidad entroncado al suceso gourmet de un Caldillo de Congrio.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...