domingo, 19 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Se agradecía la revolución del momento transcurrido, que sugería profundizar aún más en las memorias del subsuelo de sus protagonistas, buscarse en las regiones oscuras de su propia subjetividad mediante la complicidad de 3 vasos con soda y un sobre de endulzante Stevia. Para decirlo otra vez, uno de los patéticos turistas logró dignificar su propio sufrimiento.

No hay comentarios: