sábado, 4 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Lentamente como la vida celular de las bacterias en democracia, éramos dioses pequeños arraigados a supuestos ideológicos y verdades de hostal posmoderno. Pero la variedad de la flora y fauna es conmovedora, qué duda cabe, el lago mantenía su hegemonía atávica respecto a cómo mirar. 

No hay comentarios:

LAS CALLES DE PEÑAFLOR

El bastón de una señora tiene un fuerte sentido misional, en la vida ética de su pareja, puesto que, permite ser cómplice en sus arreba...