jueves, 9 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Un mes de enero, sus vientos de verano democratizadas por el fenómeno de la vida y a la vez con los efectos generacionales de una especie humana enigmática. Con ello, somos náufragos de infinitos sin nombres propios. 

No hay comentarios: