viernes, 17 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

No hay dialogo posible, si buscamos la derrota final de los hablantes ciudadanos, nos censuran por medio del holocausto mediático publicitario, porque es complejo perdonar de manera automática, y, de la misma manera, los pecados del padre se traspasan a los hijos. 

No hay comentarios: