domingo, 26 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Un constreñido mes que acontece, algo llegó a su fin, lo cobija con su rostro de rituales de Occidente. En efecto, el agua del Lago seguirá hasta el último adiós del Sol. Lo que se acaba, el inicio de algo demencial. Por muy lejano que sea, el personaje de 4 décadas hace piruetas, se parece a un producto lácteo. 

No hay comentarios: