domingo, 19 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Un hecho que ocurrió inmediatamente tras escuchar la música de David Bowie y de Beethoven, sin excluir unas canciones de Luis Miguel y The Beatles, el aparecer sorprendente de otras calles que emergían como paulatinas revoluciones culturales, bueno, de alguna manera estos artistas perpetraron fugaces juegos sagrados contra las verdades oficiales de Occidente. De esta forma, descubrí vientos genuinamente devotos de los endemoniados héroes anónimos. 

No hay comentarios: