domingo, 12 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

El hedor de los potenciales muertos, aún no podía ser verificado ni ensalzado como criterio cínico, era ocultado por el sonido redentor del guía turístico mediante descripciones históricas sobre Puerto Varas logró una tensa calma a favor de las Selfies y miradas auténticas, más la sugerencia de mirar absorto cómo el Volcán Osorno reía silenciosamente contra nosotros, fue asombroso darse cuenta.


No hay comentarios: