jueves, 9 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Solo que decirlo es contravenir las corrientes geológicas de un país dedicado a la deriva consciente, histórica, bancarizada y esculpida para olvidarnos. De esta manera, habrá excusas glamorosas para disfrutar una Paila Marina.

No hay comentarios: