sábado, 4 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

Hemos llegado nuevamente a otro viaje de singularidades estéticas, también el bus hace su trabajo familiar, porque asume su condición de posibilidad ante nuevos paisajes lacustres, cuya existencia singular reside en que los pasajeros actúan como si fueran cómplices de un crimen. 

No hay comentarios: