lunes, 6 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas

No tengo idea si los turistas leyeron a Marx o a Parra, solo por decir algo arbitrario, porque la lectura en el Lago es proporcional al umbral de locura. Incluso, si cuestionamos el significado mismo de la locura misma, demasiados cafés patagónicos para buscar un método clásico. Desde esta perspectiva, cierto tedio estructural anida en mi ropa de feria artesanal. Posteriormente alguna ninfas de belleza dictatorial vigorizan mis recuerdos paganos.

No hay comentarios: