viernes, 17 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Por supuesto, esto ocurre ahora mismo. Nuestro segundo día de vacaciones en el Lago aún no hay conflictos artificiales de los papás inoculando a los hijos  sus miserias, sin lugar a dudas, también el sabor a truchas permitió reformar temas de conversación contingente.

No hay comentarios: