domingo, 26 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Había olvidado, en este caso, que las vacaciones sureñas tienen fecha de vencimiento. Por lo tanto, los juicios dispersos de los vendedores de masas horneadas y mujeres Afroditas son genuinamente clarividentes.

No hay comentarios: