lunes, 13 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


          Ciertas alegrías contiguas al negocio de los frutos secos vigorizan mi desinteresada fe en la especie humana. Junto al día al desnudo, usando ropa inspirada en revoluciones burguesas, que expande silenciosamente sus vanas esperanzas sobre hallar fiambre artesanal.

No hay comentarios:

MURIÓ LA BALA

Después de unos segundos de ojos emocionados y de desconectarme del celular, su encantadora perfomance de su sorde...