viernes, 17 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Sin olvidar a la gula, ninguno de los presentes adquirió el aura de infabilidad papal sobre asuntos bohemios. Por esto mismo, opté por cobrar mi derecho a un jugo natural de naranja.

No hay comentarios: