lunes, 13 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


-->           Todas las mañanas seguían siendo sinfonías lentamente afinadas por el frescor del verano sureño. No obstante, el azul del cielo alternaba con los reflejos que provocaba el lago, significó negociar nuestra intimidad gestual con los recuerdos de amigos fallecidos que nunca entendí, nunca conocí. 

No hay comentarios: