lunes, 13 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Un intimidante acontecer produce ventosidades sagradas, descúbrelo. Uno que otro, eso sí, adulto atosigado por el duro peso de los días que nos asfixia, encapsula y encierra en el frenesí de rituales celebrados por el invento de la ciudad. Por favor, nuestras pecados nos preceden.

No hay comentarios: