lunes, 13 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Surge el fiero rostro de los instantes que cambian, frágil y vulnerable ante el estado de cosas existentes que impregnan el eje central de la ciudad, incluso muchos de sus protagonistas redescubriéndose a través de la mirada que impone una partícula de repentina divinidad. Por lo que Puerto Varas dejó de existir para ser algo que ensalzó nuestro asombro, los Saltos del Petrohue.

No hay comentarios: