viernes, 17 de febrero de 2017

Miserias Patagónicas


Las relaciones humanas existentes entre la pasión desatada del  Lago Ranco para dibujar sucesiones azarosas y los ecos que jamás volverán del Hostal Kuchen para promover ocio espiritual. Desde lecturas señaladas por las aplicaciones de móviles de puntas ovaladas a tarjetas de débitos que entrañan un valor de verdad a los hijos de los turistas anónimos. Por eso, el Lago es algo sublime, menos es más.

No hay comentarios: