viernes, 6 de enero de 2017

Simples recuerdos

Sí, tal vez, filtráramos nuestras expectativas respecto a las relaciones interpersonales porque finalmente el ciclo sin fin que actúa de acuerdo a un orden, entonces oír y escuchar jazz en Frutillar es sublime. Cuando alguien intuye su dignidad ante su sufrimiento, la inolvidable pirueta.

No hay comentarios: