martes, 31 de enero de 2017

Simples Recuerdos

Sus instintos asesinos se reducían a fomentar ventosidades y a la vez experimentar risas pasajeras que acontecían al lado de niños aburguesados. Si bien murió otro ser humano, nuestro efebo creyó en las series ideológicas de Netflix sin tomar en cuenta la sublime infancia de una confesión. 

No hay comentarios: