jueves, 19 de enero de 2017

Simples Recuerdos


          A medida que los días ritualizaron a sus protagonistas, la verdad íntima de sus silencios compartidos, cada viaje mediante un guía turístico era un espectáculo de obviedades gestuales y milagros torrejas, ya que nadie quería ser parte de una calle sin nombre propio.

No hay comentarios: