lunes, 16 de enero de 2017

Simples Recuerdos


En resumidas cuentas, todos esos turistas no cambian a medida que suscriben pactos de tensa calma con la verdad de una calle, porque ésta con más problemas reales y menos imaginarios, intuye algo sublime en medio de tantas extinciones. Sin hacer más comentarios, el protagonista sedujo a sus propios demonios internos a través de 500 ml de líquido imaginario.

No hay comentarios: