viernes, 6 de enero de 2017

Simples recuerdos

Una de las consecuencias de acotar el problema del mundo, según nuestros amigos incumbentes, es ampliar el horizonte de ideas respecto a la magnitud de la confesión en tanto manifestación lacustre. Porque, de buenas a primeras, incluso demasiado café no basta.

No hay comentarios: