martes, 10 de enero de 2017

Simples recuerdos


El eco elocuente, esa pirueta, de una singularidad en desarrollo, tanto en su creencia popular de inspiración lacustre, como su apoteósica expresión de espiritualidad de una calle cualquiera, seguía configurando escenarios discursivos sucesos de conmovedora fe cristiana, claro está, para luego iniciar el nacimiento de una epifanía: ver a un turista como acertijo y a su vez como alguien adicto a la observación.  

No hay comentarios: