viernes, 30 de diciembre de 2016

Así fue


Si somos pequeños comentarios intrageneracionales y breves mutaciones aleatorias, desde la distancia que entregan las memorias de alguien, considerar la fuerte presencia escénica del presente, por eso mismo, el azar es el gran novelista que permite cumplir la mayoría de edad para penetrar nuevas tierras vírgenes. De esta manera, con las confesiones lacustres el diagnosticar es la incertidumbre estéticamente viviente del sufrimiento humano.

No hay comentarios: