lunes, 19 de diciembre de 2016

Así fue

Asumir que lo sabemos todo al observar y decirlo, un ciudadano de a pie está endeudado, significa que somos hijos de una corriente inexorablemente ecuménica: encadenados a las calles del querer. Por ello, la risa transgrede los límites oficiales de la modernidad improvisando un delirio.

No hay comentarios: