miércoles, 21 de diciembre de 2016

Así fue

Del aire anónimo de una dirección oriente al agua estancada que emerge veneno, a decir verdad, las leyes inescrutables de la naturaleza difunden sus excesos placenteros simultáneamente el dogma popular del café Kuchen perdura para perpetuar intimidades paganas. Sin pecados, no hay palacios de sabiduría.

No hay comentarios: