martes, 13 de diciembre de 2016

Así fue

Las personas a medida que caminan hacia una ciudad distinta a a Pucón, por ejemplo, señalan sin darse cuenta de lo que proyectan, la escasa valoración de usar la razón para vivir. De esta manera, no impongo basarse en certezas matemáticas o dogmas de tradición milenaria, solo enfatizo que entender el carácter entrópico del Planeta Tierra es alucinante y divertido. No puede ser que nuestras escuelas son espectáculos burocráticos para instruir ciudadanos acríticos, por eso la razón enamora al héroe anónimo.

No hay comentarios: