viernes, 30 de diciembre de 2016

Así fue


Las ropas humanas, por decirlo de alguna manera, vinculadas a ciertos dispositivos de control hegemónico permiten ampliar la perspectiva de acción de las calles a través de los ciudadanos, porque cada experiencia doméstica que alternaban los turistas en Puerto Varas entre lo mundanidad del conocerse y el enamoramiento conmovedor de una catarata sureña mitigaba el ocurrir misantrópico de los niños. Luego, habrá conflictos no resueltos que dispensan a ciertos personajes oscuros pero sin vergüenza.  

No hay comentarios:

PARA JUAN EMAR

Acontecen cosas extrañas y a su vez ciertas emancipaciones mentales de algunas personas al estar en la soledad m...