miércoles, 21 de diciembre de 2016

Así fue

Unas horas más adelante otros bípedos seguirán ensalzando sus propias miserias familiares para cambiar de lugar lacustre, no obstante hemos jugado al juego peligroso de juzgar a la especie humana desde nuestra sesgada perspectiva intelectual, porque la cuestión es que resulta difícil que se pongan de acuerdo. De este modo, complejo comprender el idiotismo subyacente a este cuento. No solo reducido a una frecuencia finita de malabarismos gourmet.

No hay comentarios: