lunes, 26 de diciembre de 2016

Así fue

Cuando uno busca incesantemente los aspectos cuestionables de una persona, con la complicidad incontarrestable de una calle, desde la cual habrá valiosa sobre tonterías dignas de ser narradas: el romántico fenómeno de la naturaleza continúa ocurriendo para quedarse. Si lo sabemos, no hay lenguaje que valga

No hay comentarios: