lunes, 19 de diciembre de 2016

Así fue

Perdidos en calles antiguas. Para comprenderlo habrá que compartir secretos elocuentes desde una mesa color caoba con sillas silenciosas, a decir verdad, alguien mira para excluir la posibilidad de algún café envasado. Si esto es así, el desgarrador suceso de una lágrima en un Lago derivó a una búsqueda frenética por pensar de manera racional, si pudiera.

No hay comentarios: