viernes, 30 de diciembre de 2016

Así fue


Hablar sobre obviedades familiares para darse superioridad moral, muy patético y bastante caro, según la misión aparente que obsequia la religión monoteísta de consumo exclusivo, es crear impresiones fuertes respecto a lo observa en medio de tantos muertos.

No hay comentarios: