sábado, 17 de diciembre de 2016

Así fue


Un café bien elaborado puede develar las profundidades del alma de muchos ciudadanos de a pie. Intuye que su propia intuición debe ser el imperativo moral para depurar la experiencia excéntrica de la intimidad con el mal.

No hay comentarios: