lunes, 12 de diciembre de 2016

Así fue


A medida que la historia universal de las calamidades humanas, que acechan a cierto negocio de escasas letras, mediante el aparecer radical del dueño en perpetua armonía con el silencio propuesto, exhibe una rebelde impresión ante la aventura sin límites del bípedo absorto en sus hinchazones provenientes de unos espectáculos intestinales. Por eso, hasta ayer no hay sucesos escatológicos.

No hay comentarios: