lunes, 12 de diciembre de 2016

Así fue


Vivir perdidos en la ética testimonial de un almuerzo cualquiera en medio de diversas experiencias gourmet junto a la tía Elizabeth, agregándole la maravilla imperecedera del comer sin las restricciones de Fonasa o Isapres de 4 sílabas. Por ejemplo, porque millones son los perjudicados o beneficiados a medida que la modernidad ingresa a la visceralidad del que enferma ¿ habrá lenguaje para la enfermedad?

No hay comentarios: