domingo, 13 de noviembre de 2016

Así fue


Del silencio fluyente que afecta a esos humanos que siguen envejeciendo a pequeñas experimentaciones existenciales entre gestos y abrazos automatizados por Occidente, porque mantener el enigma de los enigmas es divertido pero más barato. Por lo menos, mantiene el anhelo delirante de aprender a tomar decisiones en la calle.

No hay comentarios: