lunes, 14 de noviembre de 2016

Así fue


Como si viviéramos encapsulados en repeticiones sugerentes bajo la égida de un organismo vivo que está resfriado y a su vez ser hijo biológico de la educación formal muy escolarizada. Pero, entre conversaciones actuales, que describen una nueva forma de hablar, a saber, darse cuenta de la siniestra belleza de un nacimiento luego que muere para captar lo evidente. En otras palabras, cada diálogo trae consigo una subjetividad cuestionada por las calles sin nombres propios.

No hay comentarios: