jueves, 24 de noviembre de 2016

Así fue


Que vida tan intensa cuando hay que expresarla junto a respuestas precisas según lo señalado por la voz oficial de un relato extraño, que pudo ser a orillas de un río o un lago, no obstante alguien leyó unos párrafos de la novela rusa de Fedor Dostoievski. Además, nunca dejó de llorar cuando lo evocó para limpiar sus perpetuos calambres en el alma.

No hay comentarios: