domingo, 13 de noviembre de 2016

Así fue


El día que aparezca con sus silencios súbitos, comiendo y creando nuevas ficciones masivas desde el comienzo sagrado de un acontecimiento fundador, lo que servirá para consolar aquellos instantes de aciaga sensatez mediante un trozo de pan fresco, de por si, abierta al ámbito callejero de las relaciones interpersonales. Por esto mismo, uno que otro ciudadano envejecerá comiendo pan integral.

No hay comentarios: