domingo, 13 de noviembre de 2016

Así fue


También un remedio, unos más agónicos que otros, desde los místicos paisajes confusos de adulto que ofrece sus servicios gourmet, mientras tanto la didáctica del sufrimiento humano no fenece, de modo tal, que puede suceder algo de lo cual sea sorprendente para los mendigos glamorosos del secreto taller de la voluntad humana, mucho vino porteño más perniles rústicos.

No hay comentarios: