miércoles, 30 de noviembre de 2016

Así fue


 La supuesta normalidad siniestra que entraña el sufrimiento, a lo largo de miles de segundos transcurridos no hay posibilidad alguna para definir esta maravilla de la espiritualidad planetaria en desarrollo, si no estamos a la altura del conflicto de todo café campesino más sándwich. Todo conflicto genera una excusa para ir a consumir a un laberinto de gestos predecibles, el Mall.

No hay comentarios: