miércoles, 30 de noviembre de 2016

Así fue


Sin excusas típicas, algún día las diré para que puedan comprender a esas personas que orinan sentados, desde esa vez la vida humana no es precisamente aburrida, tal vez alguien quiere encadenarse a la observación de un diagnóstico humano. De esta manera, un soplo de vida aparece sin pedir permisos a la moral oficial para exigir mordiditas callejeras.

No hay comentarios: