miércoles, 16 de noviembre de 2016

Así fue

las fotografías creadas por adolescentes que pierden la religión de sus padres, los derroteros mágicos de un niño cuya gracia es arder en preguntas, otros sucesos clínicos que todavía no tienen solución porque la naturaleza trae consigo sus propias leyes, las infusiones de placer ilusorio del almuerzo a metros del Lago Villarrica plagado de personajes reprimidos y enfermizos

No hay comentarios: