miércoles, 9 de noviembre de 2016

Así fue


A constatar el espectáculo anónimo del sufrimiento humano, cuando estemos observando con sutil adicción. Por ejemplo, desde un principio habrá que interpelarlo para entender sus días y más días de guerras milenarias, de que somos mutaciones aleatorias, por lo menos implica una especie de éxtasis callejero de aprendizaje lacustre.

No hay comentarios: