domingo, 13 de noviembre de 2016

Así fue


Para él hubo una razón de ser, cada una de las preguntas que surgían configuraba su propia existencia callejera, jamás transó su afinidad con la realidad, era una historia de amor entre irremediables manías gestuales y hábitos corporales provenientes de la materia estelar. Porque la naturaleza es más sabia de lo que se cree.

No hay comentarios: