miércoles, 23 de noviembre de 2016

Así fue

algunas risas dispersas para fundamentar ciertos vasos vacíos, con las tórridas consecuencias de esperar otro Lago para abrigarse sin los sermones morales de la familia, muchos esperpentos estéticos tras el sonido conmovedor del rio que fluye eternamente para crecer en humildad y la aparición radical de otros turistas que confesaron su crimen silenciosamente comiendo determinados frutos secos.  

No hay comentarios: