viernes, 21 de octubre de 2016

Así fue


Debido a la sumisión absoluta de los juicios de valor, de tantos hablantes ciudadanos que compran mediante su tarjeta de débito, contra sus propias miserias semánticas y faciales, estar siempre queriendo es un antídoto contra el sentido originario de una deuda contraída desde el nacimiento.

No hay comentarios: